miércoles, 22 de abril de 2015

LA SOCIALIZACIÓN EN LA FAMILIA



Los niños adoptan el comportamiento en función de muchos factores, uno de ellos, quizá el más importante, es la familia. Es aquí donde se construye gran parte de su futura personalidad.

La disciplina es un tema muy amplio que abordaré en otro artículo, en este sólo me centraré en los factores de socialización.

En este sentido, existen tres elementos importantes que influyen en el niño:

  •      Los premios y castigos
  •      La observación
  •      El modelo

Premios y castigos.

La disciplina que aplicamos en casa no puede ser generalizada a todos los niños por igual porque cada uno tiene un modo diferente de sentir y reaccionar.

Según la teoría de la sensibilidad al refuerzo, los niños introvertidos tienen mayor sensibilidad al castigo y los extrovertidos, al premio. Esto es demasiado general y por supuesto hay excepciones, pero nos demuestra que no se puede aplicar la misma disciplina porque debe ajustarse al carácter de cada niño.

Yo soy de las que opinan que se debe combinar y alternar el premio con el castigo porque un exceso de cualquiera de las dos podría provocar ausencia de efectividad.  Lo más importante es utilizar coherencia, constancia y argumentos a la hora de aplicar el premio o el castigo.


La observación.

Este modo de socialización es quizá el más primitivo de nuestros rasgos de comportamiento; los animales lo utilizan para aprender, imitando todas las acciones que realizan los miembros de su familia o clan más próximos. Las personas observamos a nuestro alrededor, padres, hermanos, abuelos… todos ejercen una influencia en los más pequeños y por eso es tan importante cuidar los detalles de lo que hacemos o decimos cuando estamos en presencia de un niño pequeño.  Debemos cuidar el lenguaje, los modales y los actos porque de ellos dependerá su educación.


El modelo.

Los niños buscan un modelo a seguir, alguien a quien parecerse. Normalmente las niñas eligen a la madre y los niños al padre. Muestran un comportamiento similar a lo que ven en casa. Si la mujer tiene en casa un rol pasivo y sumiso, la niña estará aprendiendo a comportarse del mismo modo asumiendo que es así como una mujer debe comportarse; si por el contrario demuestra independencia y resolución, la niña estará adquiriendo este patrón de conducta. Lo mismo sucede con los niños, si un padre muestra agresividad en su lenguaje o maneras, el niño lo imitará.

Cuidado con lo que hacemos delante de los niños. Nuestro comportamiento es como una máquina de creación y una secuencia de pasos en falso estará construyendo un niño con las mismas malas actitudes. Proyectemos en los niños lo mejor de nosotros  porque será recompensando con creces.

lunes, 20 de abril de 2015

AUTOCONCEPTO NEGATIVO Y AUTOESTIMA BAJA



DEFINICIÓN DEL PROBLEMA
 
            El autoconcepto es la visión que cada uno tiene de sí mismo, es el espejo en el que nos observamos cada día. Imaginar que al mirarnos viéramos una imagen deformada, entonces estaríamos hablando de distorsión del autoconcepto. Pero, ¿qué es lo que nos indica si se encuentra en un nivel negativo o positivo? Cuando al reflejarnos, nos vemos más guapos que nadie, diríamos que nuestro autoconcepto es demasiado alto, pero si pensamos que somos horribles y que rompemos el espejo al mirarnos, entonces sería bajo. Pues bien, eso es el autoconcepto, la imagen que tenemos de nosotros mismos, y no sólo hace referencia a la imagen exterior, sino a la interior.
            ¿Qué ocurre cuando tenemos un autoconcepto negativo? Que la autoestima la tenemos baja. De esta manera, una persona que se dice a sí misma: no valgo para nada, soy tonto/a, inútil o patoso, nunca lo conseguiré, no puedo, no sé… Son personas con este problema.
            Es importante solucionarlo porque afecta en gran medida a la realización de todas las tareas, incluidas, las de la escuela, por lo que el niño puede sufrir continuos fracasos en la mayoría de las áreas.
            Cuando se nos presenta este problema debemos buscar las causas. A veces están en el mal uso que tenemos de las palabras frente a los errores del niño, otras veces, puede ser sencillamente un reflejo de lo que ven en el adulto, pues recordemos que los niños aprenden muchas cosas por imitación y el espejo podemos ser nosotros. En cualquier caso, después de hacer un análisis de lo que puede haber provocado esa actitud en el niño, debemos buscar las soluciones.
            Aquí os presento algunas que os pueden servir, pero recordad que es muy importante que la familia y la escuela estén coordinadas para poder solucionarlo. 

 
OB JETIVO PRINCIPAL
 
            Reforzar el autoconcepto del niño de tal manera que sea capaz de asimilar los errores  para así poder convertirlos en enseñanzas y a su vez, tenga seguridad en sí mismo para enfrentarse a nuevos retos y llevarlos al éxito. 

 

INTERVENCIÓN FAMILIAR
 
Qué debemos evitar
  •        Compararlos negativamente con hermanos, familiares o amigos.
  •        Destacar sus defectos.
  •        Corregirles en público.
  •        Quitarles responsabilidades.
  •        Sobreprotegerles.
Qué debemos hacer
  •        Resaltar siempre las cualidades
  •        Enseñarle a aprender del error, porque debe saber que de los errores aprendemos mucho.
  •        Debe realizar tareas de responsabilidad en casa, con y sin ayuda, dependiendo de la dificultad y alabar lo bien realizadas que están.
  •        Utilizar frases, como: Vales mucho, eres un genio, eres un artista, tienes un don… cada vez que haga bien alguna cosa.
  •        Premiar el esfuerzo con cariño, palabras, regalos… y procurar no reñirle en exceso cuando se equivoque.
  •        Corregir directamente al error, no al niño (esto así no se hace, nunca decir: no sabes hacerlo, lo has hecho mal)
  •        Enseñarle a aceptar sus limitaciones.
  •        Valorar mucho más el esfuerzo que el resultado.
  •        Entrenarle para la utilización de frases positivas. Por ejemplo, cuando haga algo bien hecho, aprender a decir, estoy contento porque lo he hecho bien y si lo hace mal: la próxima vez seguro que lo hago mejor.
  •        Debe ver a menudo una sonrisa en los demás, para que pueda contagiarse de ellas y sacárselas también a él.
  •        Cuando haga mal algo se le debe cambiar de actividad, más tarde volveremos a ella porque si no, se bloquea de tanto repetirla y empieza a desanimarse, si es una tarea que es capaz de realizar, tiene que saber que deberá emplear más esfuerzo y cuando esté preparado podrá retomarla. Al terminar se le dirá: enhorabuena, sabía que lo conseguirías, eres muy listo, o cualquier otra frase que le alague por el esfuerzo. También se le puede poner objetivos, si te concentras y lo logras ganas esto (un premio)
  •        Evitar hablar en su presencia de los problemas que presenta, al contrario, debe escuchar a los demás hablar de sus cualidades. 

INTERVENCIÓN ESCOLAR
 
Recomendaciones.
  •        Realizar las correcciones a nivel individual, nunca en público
  •        Felicitarlo por las tareas bien realizadas en público.
  •        Favorecer el compañerismo, observando cualquier situación de riesgo para el niño en la que el profesor/a tuviera que intervenir.
  •        Valorar el esfuerzo antes que el resultado.
  •        Anteponer el favorecimiento de su autoestima a los resultados académicos, mientras no crea en sus posibilidades, cualquier actividad que le resulte relativamente compleja será un  muro infranqueable para él y se rendirá pensando que nunca lo conseguirá.
 
            Y recordad que a veces el espejo en el que se mira podemos ser nosotros, por lo tanto, debemos observar los posibles errores que podemos estar cometiendo, bien palabras mal usadas, bien nuestro propio autoconcepto y comportamiento, pues los niños nos imitan constantemente.
 

ESTIMULACIÓN LECTORA



  La lectura es vital para el desarrollo del ser humano, por eso es tan importante que el niño adquiera un hábito lector lo más precozmente posible.

 Cuando aún no ha aprendido a leer, el bebé ya puede manipular objetos que le vendrán bien para conseguir mejor motricidad en sus manos. Todo lo que cogen se lo llevan a la boca,  por eso es conveniente para empezar a estimularles con la lectura acercarles libros de goma o de cualquier otro material no tóxico para su posterior contacto con la boca. Así, el bebé empezará a familiarizarse con ellos. Más tarde, se irá aumentando el nivel de los libros, que irán desde la visualización de imágenes hasta la lectura de las primeras palabras y así sucesivamente hasta llegar al texto.

 Es importante que los niños tengan una biblioteca en casa desde muy pequeños, con revistas y libros que les resulten atractivos y que siempre elijan ellos por iniciativa propia. El ejemplo de los padres será primordial a la hora de que un niño se sienta motivado para iniciarse en la lectura, por eso, debemos ser conscientes de que el hecho de que nuestros hijos nos vean con un libro, o cualquier material de prensa entre las manos va más allá de lo que en principio parecía una mera observación, pues ellos ven en nosotros el reflejo de lo que algún día pueden llegar a ser; este hecho puede ser inconsciente o consciente, pero es un hecho la tendencia infantil a un modelo de referencia.

  La buena adquisición del hábito lector supone reducir el riesgo de alteraciones con la escritura, el cálculo, los problemas matemáticos  y el resto de áreas o asignaturas, especialmente en los primeros ciclos educativos. Si el niño no tiene una buena base en los primeros años, arrastrará el problema a lo largo de la edad escolar.

  Por lo tanto, es fundamental la estimulación lectora en los primeros años del niño y transmitirlo con el ejemplo, un buen comienzo para conseguirlo.

sábado, 18 de abril de 2015

LA DISLEXIA


A menudo encontramos casos de niños con dificultades para la adquisición de la lectura, muchos padres sufren desconcierto porque sus hijos tienen una inteligencia normal y no comprenden cómo es posible que su hijo/a tanga habilidades para muchas áreas y que sin embargo tenga problemas de lectura que estén desencadenando en una serie de problemas que retrasan su nivel educativo.

En muchos de estos casos, se trata de una dislexia que trataré de explicar a continuación.

La dislexia es la dificultad en la adquisición de la lectura, sabiendo que el coeficiente intelectual es normal y que no se debe a problemas psicológicos o físicos asociados.
Los problemas se detectan en los primeros cursos escolares con la pronunciación de las primeras letras y consecutivamente con el desarrollo de los primeros textos. Es frecuente  que estos niños tengan problemas espacio-temporales, teniendo errores en la identificación de izquierda-derecha entre otros y reflejándolo después en las letras mediante inversiones, rotaciones…
Los siguientes problemas que pueden ocasionarse son la disgrafía (dificultades con la escritura) y la disortografía (dificultades con la ortografía)

Sucede a veces, que estos niños son confundidos con un niño vago en el aula, pues al sentir que no alcanzan el nivel deseado se sumergen en una frustración que puede derivar en problemas de conducta disruptiva, aversiva, depresiva o de inhibición., bien para llamar la atención de alguna manera, bien para responder ante la rabia que les da no poder seguir el mismo nivel que sus compañeros.

Frente a estos casos, se debe actuar con muchísima paciencia; lo más recomendado es realizar un sobreaprendizaje, es decir, volver a aprender lo que ya tiene mal aprendido,
Se puede reforzar con actividades de lateralidad, orientación espacio-temporal, grafomotricidad, seriaciones…

Pero especialmente el niño debe saber que existe un interés por él, que no se le presiona y que se refuerza su progreso.

La salud física y mental de un niño es fundamental para su desarrollo, no debemos olvidar que por encima de todo debemos facilitarle su bienestar.



jueves, 16 de abril de 2015

HÁBITOS Y TÉCNICAS DE ESTUDIO


¿Cuál es la clave del éxito en un estudiante?

Muchos piensan que depende de la inteligencia, pero la clave la tenemos en el esfuerzo, la constancia, los buenos hábitos y la utilización de técnicas de estudio que nos facilite el aprendizaje.

A continuación pasaré a explicar cuáles son los aspectos que considero más importantes para su consecución:

Hábitos de estudio

-     El espacio: Debemos crear un buen ambiente, es decir, silencioso, luminoso, espacioso y bien ventilado, debe ser un lugar cómodo, pero que no invite al descanso. Ver la cama mientras se estudia no es recomendable. Tampoco disponer de un ordenador en la misma sala de estudio, pues a pesar de ser una potente herramienta de información, también es una poderosa arma de distracción, que incluso puede crear adicción. 

-      El tiempo: Se debe tener un horario establecido que podamos visualizar cada día, en el que haya igualmente lugar para el ocio y el descanso, por eso debemos tener en cuenta su correcta organización, de tal manera, que dediquemos tiempo suficiente al estudio, a las actividades lúdicas y al reposo. Realizar ejercicio físico también es recomendable para nuestra salud mental y por tanto, para optimizar la agilidad y concentración en cada una de las capacidades y habilidades utilizadas para desarrollar un trabajo. Es necesario dormir las horas suficientes para estar en las mejores condiciones cuando estamos despiertos.


Técnicas de estudio

-      El esquema: Debemos recoger las ideas principales para poder visualizar de manera rápida los contenidos que después vamos a desarrollar. Esto ayudará a memorizarlos y organizarlos en nuestra mente de forma más clara. 

-    Subrayado: Tenemos que realizar una primera lectura en la que sacaremos la primera idea del contenido, después subrayaremos lo que nos haya parecido más importante.

-     El resumen: Una vez hecho el esquema y habiendo subrayado previamente las ideas principales pasaremos a realizar un resumen. Es importante explicarlo con nuestras palabras, pero debemos igualmente cuidar la redacción, ortografía, limpieza, orden, títulos y subtítulos siguiendo un mismo criterio de subrayado, tipo de letra, colores… También es importante la inclusión de términos, autores y fechas clave del tema de estudio.

-     Estrategias de memoria: Debemos buscar la forma de interiorizar lo que se lee, bien con dibujos, bien imaginando historias, canciones u otros elementos que ayuden a memorizar el contenido.

-      Otros aspectos: Es recomendable revisar los apuntes de clase cada día, anotar en un calendario, además de hacerlo en una agenda, las actividades a realizar, tales como los trabajos y exámenes previstos.

Por último, decir que sería bueno recompensarse a sí mismo por el trabajo bien hecho, de manera que al finalizarlo, nos sintamos orgullosos por el tiempo aprovechado y demos paso al descanso o a actividades de ocio que nos ayuden a sentirnos bien.